Bep Academy

Marketing digital

5 características del emprendedor en la era digital

Recientemente en una comida con amigos, se nos presentó un terrible problema: alguien olvidó llevar el helado, la expresión de varios de los comensales pasó de la perplejidad a la profunda decepción, el helado es ya la tradición en el momento de la sobremesa, se combina con chispas de chocolate, chocolate líquido, galletas de chocolate, cualquier cosa que ensalce el maridaje con el vino blanco que seguramente ya está en nuestra mesa.

Afortunadamente alguien blandió su celular, cual guerrero que ostenta su espada salvadora ante el peligro y, solicitó mediante la app de entrega de alimentos a domicilio, el tan preciado y solicitado helado. Con esta modesta transacción nos sumamos a los 1,600 millones de usuarios en todo el mundo que han hecho compras en Internet, con un gasto anual de casi 2 billones de dólares, cifra que se estima podría duplicase para el 2020.

Sin duda esta información sobre lo que representan las transacciones en el mundo digital, resulta de gran implicación para la toma de decisiones en los negocios, vale entonces las preguntas: ¿Qué hace falta para que una mente emprendedora solucione problemas de consumo en esta era digital? ¿Que debe considerar un proyecto de emprendimiento para tener éxito en el contexto tecnológico vigente?

Analicemos las siguientes cinco características:

Primero: Sentido de la curiosidad. El emprendedor suele tener varios momentos en que emerge la personalidad inquisitiva, ese instante entre expectación y reserva cuando la mente lanza la pregunta: “¿Qué pasaría si…?”. El sentido de curiosidad es una gran herramienta para el emprendedor que decida incorporar los ambientes digitales a su modelo de negocio. No limitar las opciones te abrirá grandes posibilidades de nuevos escenarios, te ayudará a reconfigurar formas de contacto, procesos de entrega, vías de demostración del producto, estrategias de personalización del producto, simuladores de precios, entre otras. La curiosidad te hará pensar cómo mejorar la experiencia de tu cliente con el uso de nuevas herramientas tecnológicas y de esa manera generar una ventaja competitiva sostenible en el largo plazo.


“No tengo talentos especiales, pero sí soy profundamente curioso. “

Albert Einstein

Segundo: Pensamiento divergente. Para Edward de Bono el pensamiento divergente provoca la construcción de nuevas relaciones, sin duda esta característica está presente en el mundo digital. Debemos ser conscientes que en los modelos de negocio en este ambiente ya no sólo tenemos relación de empresa a cliente, de empresa a proveedor y de cliente a empresa, hoy la principal vía de comunicación que está creciendo es de cliente a cliente. Por tanto la tarea del pensamiento divergente está en cómo provocar que las conversaciones entre cliente y cliente incluyan a la empresa en sentido positivo. En esta muestra de pensamiento divergente tiene mayor peso la opinión de un cliente vertida en un foro, el número de estrellas con que califica mi marca o producto o el hashtag con que se marca una conversación.

Tercero: Pensamiento convergente. Un reto en los proyectos de emprendimiento es la capacidad de diseñar e implementar procesos de manera formal y documentada, es aquí cuando el pensamiento convergente opera como una herramienta importante, pues este esquema de pensamiento está orientado a la unión y uniformidad, un criterio lógico que se aplica intencionalmente a medida que se van escogiendo, valorando y ajustando las mejores prácticas. Usar el pensamiento convergente para formalizar procesos te permitirá medir y eficientar parámetros de mejora continua.

Cuarto: Elegir a los compañeros de viaje. Los proyectos de negocio en la era digital exigen sumar diversos talentos: requeriremos la sensibilidad de los diseñadores multimedia, la lógica de los programadores, la empatía de los marketers, la objetividad de los financieros. En esta viaje compartido tu trabajo será definir el destino final, y compartir tu visión de futuro, tu trabajo será elegir a las personas cuyas fortalezas compensen tus debilidades. Ten presente, que una vez elegidos, deberás confiar en la forma de operar de cada uno de tus compañeros de viaje, haz escogido a los mejores, dales la libertad para elegir el camino, si tuviste claridad en dar a conocer el destino, no tendrás desviaciones, relájate y disfruta el viaje!

Quinto: Construir relojes, no dar la hora. Esta máxima aparece en uno de mis libros favoritos: Empresas que perduran, de Collins y Porras. ¿Qué significa “construir relojes y no dar la hora”? Significa que como empresa te enfocas en una solución de largo plazo, no en una respuesta que sirve sólo para un momento concreto, significa que estás interesado en tener relaciones de largo plazo, no transacciones unitarias, significa que tienes claro que quieres una empresa que esté por mucho tiempo, que trascienda a tus nietos y deje un legado. En este sentido un emprendedor debe ver los recursos tecnológicos como un medio que le permite potenciar la solución de un problema, no debe perder de vista por qué quiere que su organización exista y, partir de ahí, conquistar la era digital.

Finalmente, considerar que la era digital nos brinda muchos retos y oportunidades, en próximos post estaré abordando en profundidad cada una de estas 5 características.

Espéralos pronto y déjame saber tus comentarios.